¿Hacia dónde vamos?

question-738809_960_720Hay acontecimientos que, a fuerza de ser cotidianos, pueden resultarnos cansinos e incómodos en la medida que alteran nuestra zona de confort, sobre todo cuando vivimos relativamente desbordados por asuntos más cercanos que cada uno sabe la importancia que tienen. Sin embargo, en un mundo cada vez más interconectado, sabemos que nada nos puede ser ajeno aunque ocurra a cientos o miles de kilómetros, en la medida en que sus efectos acabarán afectándonos irremediablemente. Cierto es que siempre se puede adoptar la estrategia de esconder la cabeza como hace el avestruz o mirar hacia otro lado, pero a la larga tampoco nos favorece.
Por ello creemos que es un deber tomar conciencia sobre lo prioritario, puesto que siempre nos concierne más profundamente. Para muchas personas harto difícil resulta tener que solventar sus propios problemas o los de su familia,  cuando apenas pueden hacer frente a las dificultades que les resultan más próximas. Es algo obvio. Ahora se trata de sensibilizarnos acerca de como compaginar nuestra realidad inmediata con otras realidades especialmente duras para quienes las experimentan con la tormentosa esperanza que los hechos imponen. Nos referimos al problema de los REFUGIADOS,  que tenemos en las puertas de esta Europa que hemos ido creando por activa y por pasiva,  y que,  desgraciadamente,  creemos que ha perdido el norte y su papel de modelo de progreso en la defensa de los derechos humanos a un ritmo cada vez más acelerado. Los últimos acuerdos tomados por la clase política así lo vienen corroborando. Casi todos sabemos que los políticos que nos dirigen y las instituciones a las que representan caminan siempre por detrás de las necesidades de los ciudadanos. Por no decir también que las ambiciones personales de muchos de ellos seleccionan y manipulan la información hasta conseguir desviar la atención de nuestras conciencias con el escandaloso control que ejercen sobre los medios de comunicación predominantes. Demasiadas veces política y finanzas van estrechamente de la mano en deterioro de las relaciones y de los derechos de los más necesitados.
En este punto es donde la  ciudadanía debe tomar la iniciativa. Asistimos con demasiada pasividad a la creación de enormes desigualdades en todos los niveles.  Dentro y fuera de nuestras fronteras.  Fronteras que son cada vez más altas para los desheredados,  los expoliados, los que huyen de la guerra de uno y otro bando, los que arriesgan su vida -y ya son demasiados los que la perdieron- tratando de buscar una vida más digna y segura que la que dejaron en sus países de origen.  Bastante desgracia supone el desarraigo de abandonar su casa,  su patria,  su familia y tantos vínculos afectivos,  como para  encontrar un camino tan dolorosamente abrupto que al final les conduzca a la muerte o a las duras condiciones de vida de un campo de refugiados donde  o siempre existen las mínimas condiciones de amparo necesarias en lo referente a alimentación,  salud,  higiene y otros tantos derechos básicos para so revivir dignamente. Y todo ello contando con la impaga le colaboración de personas y ONG altruistas que anteponen el bienestar de los refugiados al suyo propio. Personas heroicas que luchan contra tamaña desigualdad e injusticia, con muy pocos recursos y menos respaldo de las instituciones oficiales.
Por todo ello Europa entera tiene que movilizarse, para no desaparecer en el oprobio, para seguir siendo tierra de acogida, para no caer en la infame hipocresía de predicar unos principios humanos mientras lleva a cabo una política totalmente opuesta a lo que pregona.  Para que sobrevivan los más indefensos,  pero para sobrevivir también como tierra de conciencia.  Para evitar el naufragio. Porque todos vamos en el mismo barco.

 

Autor: Pedro Martín

Leer Más

¿Dónde están l@s niñ@s?

Ayer, tuvimos conocimiento de una noticia que nos dejó helad@s: Al menos 10.000 niñ@s sirios habían desaparecido al llegar a Europa los hay que estarán con familiares sin conocimiento de las autoridades pero también hay much@s que habrán sido víctimas de las mafias, principalmente de una nueva mafia paneuropea cuyo objetivo son los niñ@s siri@s. Son menores que iban sin acompañamiento, algun@s porque sus padres habían fallecido en la dura travesía que tienen que realizar para llegar a Europa, otr@s habían salido solos de su país, yo me imagino a esos padres o familiares ahorrando, en un país en guerra, los aproximadamente 1300 € que cuesta el viaje y dándose cuenta que solo tienen para un pasaje y que les es imposible conseguir más dinero o que tardarían años para hacerlo y su país cada vez es menos seguro, viven con el miedo de que en cualquier momento esa guerra absurda les arrebate la vida, el terror a que a sus hijos les pase algo y entonces toman una difícil decisión que, a pesar delo peligroso del viaje, sus hij@s hagan ese viaje sin compañía con la esperanza de darles un futuro mejor, una oportunidad, sin poder llegar a imaginar que el cruel destino que les espera a est@s niñ@s que quedan a merced de malas personas que harían cualquier cosa para llenarse los bolsillos.

vinilo-infantil-frase-peter-pan-amanecer-7822

Viendo esto, me gustaría que la vida fuera como en los cuentos porque, de ser así, es@s niñ@s perdid@s, al no haber sido reclamados por sus padres que o han fallecido o no saben de su desaparición, habrían volado al país de Nunca Jamás junto con campanilla y Peter Pan y ahora estarían felices viviendo aventuras con  indios, sirenas y piratas pero la vida no es como los cuentos y según la Europol hay muchas posibilidades de que los niños secuestrados por mafias acaben como correo de droga mientras que el destino de las niñas sea ejercer la prostitución.

images

Y no entiendo cómo es posible que existan personas que hagan eso, que puedan involucrar a niñ@s en algo así, la prostitución es un trabajo tan digno como cualquier otro pero siempre que la persona que la ejerza lo haga por voluntad propia y no obligada, el hecho de que además obliguen a niñas me repugna en lo más profundo ¿quién puede tener el poco corazón para obligar a niñas a prostituirse? ¿y quién puede estar tan enfermo como para pagar por acostarse con niñas? Y tampoco entiendo que alguien obligue a un niño a estar en contacto con las drogas y gente peligrosa con todo lo que ello implica y poniendo en riesgo su vida ¿quién puede aceptar que un niño lleve droga? Esos niños deberían estar en el colegio estudiando y en los parques jugando no siendo obligados a hacer este tipo de cosas ¿no se da cuenta las mafias? ¿de verdad les importa tan poco el sufrimiento ajeno? ¿de verdad para ellos tiene más valor un puñado de dinero sucio (porque el dinero conseguido de esa manera está manchado, manchado de sangre, sufrimiento y dolor) que una persona? No quiero creerlo pero lo cierto es que es así.

 

Esperemos que se tomen medidas para encontrar a est@s niñ@s desparecidos y también que se tomen las medidas necesarias para evitar que desaparezcan más.

 

Artículo escrito por Noemi Pérez.

Leer Más